Una mirada alternativa al fenómeno del “clavo saca a otro”

Una entrada bloggera mañanera, why not? Bueno, estaba pensando, para variar, y creo haber descubierto una posible manera en que ese asunto de sacar un clavo con otro, puede tener sentido, funcionar y ser sano.

No me refiero obviamente a cuando la gente se precipita locamente a ciegas, como en alguna película seguramente vieron, que hasta se casan con otra persona, tampoco me refiero al temido “rebound”, del cual yo misma he sido participe, con pésimos resultados por cierto, digan no al rebound pero digan si a no bannearse de la vida.

Ahora les explico, el rebound es, o fue para mi, negarme a sentir las emociones que correspondían a mi mente, alma y cuerpo experimentar, que eran el dolor de esa pérdida que parecía y se sentía tan catastrófica, y al no permitirme esto, me permití distraerme en relaciones con personas que nunca jamás en mi vida hubiera considerado para ni salir, hubiese estado yo bien de la mente.  He analizado esto a profundidad, entre la incertidumbre de “si alguien me podría querer alguna vez”, “esta puede ser mi última oportunidad” y la sensación de no ser “good enough” y por ende conformarme, bueno, pueden ver lo negativo ya mismo, pero uno tiene lo que cree merecer, y en esa época fue así.

Tenemos entonces lo ¿opuesto? No sé si es diametralmente opuesto, pero si es algo totalmente distinto. Creo que existe un turning point cuando nos damos cuenta de que podemos formar conexiones con otras personas ( no el burdo intento de imitar lo que alguna vez hubo con alguien, me refiero a la capacidad real que tenemos de hacer “click” con otras personas en su propio estilo) , de que merecemos amor (del tipo que sea, pero en este caso hablaremos del amor romántico) y apreciación por parte de más personas que esas que se han ido, que también tenemos más dentro para poder compartir con alguien más, las reservas de buenancia y amor que tenemos no se acaban nunca, sólo sentimos que se reducen o estancan pero esto me parece es causado por nuestra mente/ego.

Así pues, al menos para mi, es y ha sido muy sanador el hecho de darme cuenta, de recordar, lo siguiente:

  • Todo pasa exactamente en el momento en el que debe de pasar y estamos listos para ello, lo sepamos o no.
  • Nada del “último tren”, no hay que conformarse por temor a estar “solo”, siempre tendremos a la única persona sin la cual realmente no podemos vivir, si, nosotros mismos, suena super trillado pero es la mera neta.
  • Siempre hay algo bueno a la vuelta de la esquina

¿Puede entonces existir un paralelismo entre procesar una pérdida afectiva y explorar una nueva conexión? Si, sin duda, hace algunos meses yo aún estaba un poco desanimada por ciertos eventos con cierta persona, pero no me cerré a la posibilidad de conocer a otras.  Ambas acciones no son excluyentes entre si.

Bueno, esto es todo lo que tenía que decir, les recomiendo leer el libro “Manual para no morir de amor”, de Walter Riso, es algo duro y seco, pero es como a veces entendemos mejor las cosas, al menos a mi me ayudó mucho, otra cosa es el amor propio y todo eso, que sigue siendo más o menos nuevo para mi, no estoy acostumbrada del todo, pero es lo que me recuerda el hecho de que merezco lo mejor, tú lo mereces, todos y todas lo merecemos. Otra buena lectura, aunque ya un poco más general es el libro de “Usted puede sanar su vida” de Louise Hay.

tumblr_inline_njtv3qapx41r5632v

True dat

Y recuerden, “Love thyself!”

Advertisements

Leave a comment

No comments yet.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

  • Calendar

  • Search